En el Calvario, en Żemaitija

En la mañana del 7 de agosto, el Icono de Czestochowa llegó desde Šiauliai a Kuršėnai, donde estaba siendo esperada por los representantes del Centro Familia en Tėlsai y los fieles de la parroquia de San Juan Bautista. Los guardias llevaron el Icono dentro de la iglesia. De esta manera, Nuestra Señora comenzó su visita en la diócesis de Tėlsai, en Lituania. La siguiente parada fue la parroquia de San José en Papilė, la iglesia de la Inmaculada Concepción de María en Venta, la iglesia de Santa Ana en Akmenė y la parroquia de San Juan Bautista en Viekšniai, donde también se realizó una visita a los ortodoxos.

Luego, a las 18h00, la Virgen Negra visitó la iglesia de San Francisco de Asís en Mažeikiai. En su homilía a los fieles, el pastor Tomas Žlibinas, resaltó la importancia de la intensión de la peregrinación del Icono de Czestochowa, para proteger y defender toda vida humana. Largas filas de fieles esperaban saludar a Nuestra Señora. En el camino al Calvario de Żemaitija (Žemaičių Kalvarija), el Icono de Nuestra Señora se detuvo en la iglesia de Cristo Rey en Tirkšliai. 

El Calvario de Żematija es el más antiguo y principal santuario mariano en la diócesis de Telšiai. A las 21h00, se entonó el himno en honor a Nuestra Bendita Virgen María, que hacían eco en las bóvedas de la basílica. Su Excelencia, obispo Jonas Boruta, SJ, presidió la celebración. Las oraciones frente al Icono de Czestochowa duraron hasta altas horas de la noche. Al día siguiente, el 8 de agosto, Nuestra Señora recorrió las calles del Calvario en su “Móvil Vida”, para después, junto a una caravana de más de doce vehículos, dirigirse a Šiluva.