En un hospicio vía Panevėžis

El lunes 6 de agosto, en la Festividad de la Transfiguración de Nuestro Señor Jesucristo, el Icono de Czestochowa se detuvo en la capilla de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María. La pequeña iglesia ya estaba llena a las 8h00. El padre Pavel Andżejevski celebró la santa misa y dio la homilía. Después de misa, muchos fieles permanecieron en silencio para contemplar individualmente el rostro de la Virgen Negra. Luego, durante las oraciones devocionales, el padre Rimantas Kaunietis, recordó a los fieles sobre la historia del Icono de Czestochowa.

En la tarde, el Icono fue cargado en procesión solemne cerca de dos kilómetros en la ciudad de Panevėžis hasta la capilla del hospicio, donde el obispo Jonas Kauneckas recibió solemnemente a la Bendita Madre en el Icono de Czestochowa. El obispo luego procedió a celebrar la santa eucaristía con algunos de los pacientes del hospicio junto a sus familias. El alcalde de la ciudad de Panevėžis también participó.

Después de que se realizó la despedida, el Icono fue colocado en el “Móvil Vida” y entregado a las manos del padre Tadas y al grupo de fieles de la vecina diócesis en  Šiauliai.