Visitando Ucrania

El 23 de julio, el Icono de Nuestra Señora de Czestochowa cruzó la frontera con Ucrania. Hubo problemas. Por algunas horas las autoridades de Bielorrusia no dejaban que Ella abandonara el país, a pesar de que todos los papeles estaban en orden. Luego de algunas intervenciones, y nervios, a las 17h30 el Icono pudo entrar a Ucrania. Ya estaba tan tarde que se tuvo que hacer cambios en la planificación y las personas del poblado lejano de Sumy, que esperaban a la Madre de Dios, quedaron muy decepcionados y tuvieron que retirarse a sus casas. Ellos fueron recompensados al día siguiente cuando la Madre los visitó,

El 25 de julio, Ella llegó a la capital, Kiev, donde, entre otras cosas, participó de un rally en defensa de la vida.