Los jóvenes reciben al Icono en Brest

El 16 de julio, el Icono de Nuestra Señora llegó a Brest, en Bielorrusia. En las afueras de la ciudad, jóvenes de las fraternidades ortodoxas estaban organizados esperando el Icono. Con mucha alegría ellos habían arreglado una columna de carros con vistosos banners y banderas pro-vida. Con sonidos de las bocinas y los faros encendidos de los carros, Nuestra Señora fue escoltada al centro de la ciudad. Cruzaron la calle más traficada causando gran interés, y se dirigieron al fuerte histórico donde las campanas de la iglesia sonaban en honor al Icono. Fue entrada con gran solemnidad en la iglesia ortodoxa de San Nicolás. Luego de las oraciones, muchos de los habitantes de Brest y fieles de los poblados vecinos, se congregaron para homenajear personalmente a la Madre de Dios y recibir un “abrazo” espiritual del Icono. Todos estaban tristes de que la parada haya sido tan corta y que inmediatamente hayan tenido que despedirse.