Parroquia San Juan Pablo II, campamento-base del Icono de Czestochowa durante su peregrinar por México

La peregrinación de la Virgen de Czestochowa en territorio mexicano ha cumplido un año. Durante este tiempo, las presencias sagradas en el venerable Icono han visitado hasta la fecha casi 140 comunidades, lugares, actividades e iglesias que son muy importantes para la nación guadalupana. Cada visita ha sido muy diferente, como cada rosa de las que la Madre Santísima pidió a San Juan Diego que acomodara en su tilma aquél 12 de diciembre de 1531. Por ello, y con el fin de dejar semillas del Evangelio, Nuestra Señora de Czestochowa siempre ha tenido como su campamento-base la Parroquia de San Juan Pablo II y San Tomás Moro.

Esta iglesia se encuentra ubicada en el primer decanato de la VI Vicaría de la Arquidiócesis de México. Durante muchos años tuvo el patronazgo de Santo Tomás Moro y fue fundada por la comunidad alemana católica en México. Debemos de recordar que ésta es la mayor diócesis en el mundo y está dividida en vicarías, que son administrados por los obispos auxiliares (vicarios) de esta enorme diócesis. Gracias a esta disposición original, la Iglesia en la capital, ha mantenido una sola identidad y su pastor es el primado de México, S.E. Card. Norberto Rivera Carrera. La Iglesia mantiene así una vida riquísima, con relaciones profundas inclusive con las autoridades de México, también con otras comunidades de fe. Es la sede obispal cuyo primer obispo fue Fray Juan de Zumárraga a quien Nuestra Señora de Guadalupe se dignó entregar su imagen como un signo del amor por la nueva nación que se perfilaba nacería del mestizaje de muchos pueblos: indígenas americanos, europeos, árabes, judíos... La ubicación central de la parroquia, así como su nuevo santo patrón, el Papa Juan Pablo II, ha facilitado que sea su comunidad de familias quienes puedan colaborar con la coordinación de la peregrinación "De Océano a Océano" en México, así como en sumar la oración que es el motor que la mueve. Ya en la primera reunión del Comité Organizador Nacional esta iglesia particular fue elegida por unanimidad como campamento-base para la peregrinación. 

En México el Icono de Czestochowa es conocido como la "Mamá de San Juan Pablo II". Él mismo lo dijo así durante su primera visita a México en 1979 (antes de su visita a su tierra natal, Polonia). Por consiguiente, era obvio que la Parroquia del nombre del santo Papa se ocuparía de "Su Mamá".

El párroco de la parroquia es el padre Luis A. Monroy López desde hace 3 años, un joven sacerdote lleno de energía, que está dispuesto a invitar a los sacerdotes de Polonia y se siente cerca de Nuestra Señora de Czestochowa. Desde el primero momento de la visita en México es él quien ha hecho el custodio sacerdotal del Icono, ya que vuelve regularmente a la parroquia entre visita a visita. ¡Y la comunidad manifiesta signos de que es muy bien recibido!

Ya que los representantes de la Coalición Internacional "De Océano a Océano" llegaron a México a la II reunión anual del Comité Organizador de México— Ewa y Lech Kowalewski de Polonia y Marcela y Peter Dobeš de Eslovaquia— asistieron a la Santa Misa en la parroquia de San Juan Pablo II y Santo Tomás Moro.  La misa fue celebrada por el padre Luis. La Iglesia es moderna y espaciosa. La decoración interior es elegante y llena de simplicidad. A la izquierda del presbiterio hay grandes imágenes de ambos santos patronos de la parroquia. Entre ellas está la reliquia de primer grado de San Juan Pablo II que se entronizó apenas el 27 de octubre pasado.

Después de la Eucaristía Ewa y Lech hablaron con el padre Luis en la Sacristía. Lo invitaron a ver la nueva película en español en la primera etapa de la peregrinación. Ewa mencionó que el padre Peter West, coordinador y guardián del Icono en los EE.UU., había dicho al final de su largo viaje con María, que fue llevado al sacerdocio a través de la dedicación a Jesucristo por las manos de María según San Luis María Grignion de Montfort. El padre Luis sonrió y dijo que su historia había sido similar.

Había una foto en la mesa. Era extraño. Parecía una pintura impresionista con mucho color. Era del padre Luis en casulla verde y manchas de colores en el fondo. Explicó que durante la visita Icono de Czestochowa, preparando una fotografía para uno de tantos proyectos de la parroquia, una cámara de fotos se había caído al suelo. Era una cámara tradicional, de esas con película para ser reveladas. El propietario quería guardar las preciosas fotos y tenía que revelarlas. La foto fue tomada extrañamente "por su cuenta", exactamente cuando la cámara estaba cayendo al suelo. Al examinar con cuidado se puede ver el perfil de la Virgen de Czestochowa y amoroso abrazo. Basta con mirar de cerca.