En Wisconsin, el Icono Peregrino visita comunidades católicas y santuarios marianos

El 13 de junio, la Iglesia San Juan Bautista acogió el Icono Peregrino de Nuestra Señora de Czestochowa, en Marshfield, la ciudad del ferrocarril, en el estado de Wisconsin. Con la asistencia del diácono Jeffrey Austin, el padre Peter West celebró la Santa Misa seguida de confesiones. Durante su homilía, explicó la extraordinaria historia de la Virgen Negra y el de la Campaña en Defensa de la Vida de Océano a Océano.

A la mañana siguiente el padre Sam Martin, párroco de San Juan, concelebró la Misa con el padre West. Después, una doctora comentó que había recibido dos peticiones para hacer cambio de sexo. A pesar de que no llevó a cabo los procedimientos, ella cree que la confusión sexual continuará añadiendo presión a los médicos que practican su fe.

Por la tarde, la Virgen Negra visitó la Iglesia del Sagrado Corazón, en Polonia, Wisconsin. La región fue primeramente ocupada por irlandeses y alemanes; poco después se estableció una comunidad polaca que puso nombre a la región. Las personas de área todavía recuerdan con gran orgullo la visita del cardenal Karol Wojtyla en 1976, poco antes de convertirse en Papa. Existe una exhibición, en la parte de atrás de la iglesia, que recuerda la visita del hombre que se convirtió en el Papa San Juan Pablo II.

El padre Greg Michaud es el párroco de la Iglesia del Sagrado Corazón y de dos parroquias más: San Adalberto, en Rosholt y la Inmaculada Concepción de María, en Torun. Fue un grato sacrificio poder llevar la Virgen a las tres parroquias, compartiendo el mensaje provida a más de 1.000 personas ese fin de semana.

Continuando su viaje por carretera, el Icono Peregrino de Nuestra Señora de Czestochowa llegó el lunes 16 de junio a la Iglesia Lumen Christi, en Mequon, Wisconsin, justo a las afueras de Milwaukee. El padre West, en una presentación especial de 45 minutos, explicó la misión de Nuestra Señora en su Icono Peregrino de Czestochowa, seguido de la Misa. El evento, patrocinado por Catholics4Life, ayudó a animar a la comunidad a participar en las organizaciones provida locales.

Cuando la "Madonna Negra" llegó a la Basílica del Santuario Nacional de María, Auxilio de los Cristianos, en el Holy Hill, Wisconsin, era evidente por qué este lugar de peregrinación es considerado santo y sagrado. Se han realizado muchas curaciones en Holy Hill. De hecho, cerca de la capilla de adoración eucarística se encuentran cientos de muletas que llenan la pared como prueba de cuán bueno es Dios con sus hijos. Los espaciosos lugares de oración, incluyendo un hermoso Via Crucis, hacen del entorno un ambiente precioso y tranquilo para los peregrinos.

Después de celebrar la Misa a las 6h00, el padre West celebró la Santa Misa a las 11h00 para el grupo de jóvenes Totus Tuus, llamado así por el lema del pontificado de San Juan Pablo II. El grupo de jóvenes está dedicado a la Santísima Virgen María según la espiritualidad de San Luis María de Montfort. En la tarde, el padre Filaret Littlefield de la Iglesia Melquita Ortodoxa Griega, junto con algunos de sus feligreses, dirigió el himno Akathist dentro de la iglesia, en honor a la Virgen Negra. El evento también contó con la presencia de los Padres Carmelitas y del personal que residen en Holy Hill.

Después de Holy Hill, el Icono Peregrino de Nuestra Señora de Czestochowa visitó otro lugar de culto mariano llamado Santuario de Nuestra Señora del Socorro, en Champion, Wisconsin. Este santuario es el único lugar aprobado de apariciones de la Santísima Virgen María en los Estados Unidos. La imagen asociada a Nuestra Señora del Socorro muestra una María de cabellera rubia que lleva un vestido blanco con una faja amarilla. El mensaje principal de la aparición fue dado a una mujer inmigrante belga llamada Adele Brise, en 1859. Al recibir el mensaje de catequizar, Adele visitó casa por casa para instruir personalmente a los jóvenes, cuya formación en la fe había sido descuidada.

Un gran milagro está asociado con Nuestra Señora del Socorro. Ocurrió por la misma fecha del gran incendio de Chicago de 1871. Alrededor de 1.500 a 2.500 personas perdieron la vida en el Gran Incendio de Peshtigo, por lo que es -no sólo más mortal que el incendio de Chicago- pero el más mortífero en toda la historia de Estados Unidos. Adele y algunos otros aldeanos se salvaron del fuego a través de la intercesión de Nuestra Señora, al refugiarse en la iglesia y pedir la intercesión de Nuestra Señora del Socorro. El fuego consumió por completo la zona de los alrededores, pero la iglesia y sus pequeños jardines estaban intactos, sin ni siquiera una ceniza sobre el edificio o su propiedad.

Los Padres de la Misericordia administran el Santuario de Nuestra Señora del Socorro y proporcionan catequesis permanente a los fieles del santuario. El padre West predicó en las misas, en dos días consecutivos, y llevó a cabo una hora santa, teniendo la oportunidad de enseñar a los visitantes sobre el Icono Peregrino de Nuestra Señora de Czestochowa y la Peregrinación en Defensa de la Vida Humana de Océano a Océano.

La Madonna Negra dijo adiós a los visitantes del santuario mariano y se unió a unos guerreros que realizaban una vigilia de oración para acabar con el aborto en Planned Parenthood, en Madison, Wisconsin. Los líderes locales comenzaron un centro de recursos para el embarazo, Centro de Atención de la Mujer, que se encuentra al otro lado de la calle del abortorio. El Centro cuenta con una capilla con la Eucaristía en un tabernáculo donde imploran al Señor para que acabe con el aborto. También ofrecen materiales educativos y otros recursos para ayudar a las jóvenes madres a que se sientan amadas y apoyadas en el proceso de su embarazo.

Después de la vigilia de oración para terminar con el aborto, la Virgen Negra viajó a su parada final en Wisconsin: la Iglesia del Inmaculado Corazón de María, en Monona, el 19 de junio. Aquí, el padre West celebró una misa vespertina a la que acudieron muchas personas, incluyendo algunos de los asistentes a la vigilia de oración en Madison.

A lo largo de su visita en Wisconsin, la Virgen Negra inspiró a muchos en su fe y juntó a los provida a renovar su impulso en la defensa de la vida y la familia. Fuimos recibidos amablemente en todo el Estado, y siempre es una alegría especial llevar la Virgen a sus santuarios y ver la cálida recepción de aquellos cuyo amor por Jesús y su Santísima Madre es tan evidente.