Un regalo de Nuestra Señora de Czestochowa en la fiesta del Corpus Christi

Boletín de Prensa

Un regalo de Nuestra Señora de Czestochowa en la fiesta del Corpus Christi

El hermoso puerto de Corpus Christi en Texas, tendrá una celebración especial en su día de la fiesta. Por primera vez en 37 años no habrá ningún centro haciendo abortos, ya que el centro del Dr. Eduardo Aquino ha sido cerrado. En esta ciudad, de más de 300.000 personas, existían tres lugares haciendo abortos y nueve médicos realizando el procedimiento.

Los provida acreditan este triunfo de la vida sobre la cultura de la muerte a la Madre de Dios. El Icono Peregrino de Nuestra Señora de Czestochowa realizó una visita a Corpus Christi a principios de este año y un grupo de peregrinos, junto al padre Peter West de Vida Humana Internacional, oraron fuera de la clínica del Dr. Aquino durante las horas en que se cometían los abortos. Hace más de diez años, la imagen peregrina de Nuestra Señora de Guadalupe llegó también a Corpus Christi y los fieles oraron con ella fuera de otra clínica de aborto que poco tiempo después también cerró sus puertas.

El Dr. Francette Meaney, quien lidera los esfuerzos provida en Corpus Christi desde hace casi cuatro décadas, se regocijó y dijo: "Agradecemos a la Madre María en su Icono de Nuestra Señora de Czestochowa por esta bendición. El Dr. Aquino realizaba 2.000 abortos al año, y ahora la ciudad del Cuerpo de Cristo será un lugar en el que todos los niños tengan la oportunidad de nacer". 

De hecho, con este cierre no existen centros de aborto al sur de San Antonio, Texas, lo que significa que son cerca de 540 kilómetros del estado con cero abortos. Hay varios centros de defensa de la vida en Corpus Christi que ayudan a las madres con embarazos en crisis, y esperamos que las mujeres que sean tentadas de abortar recurran a ellos en busca de ayuda.

Los provida de Corpus Christi esperan poder comprar la propiedad donde estaba el centro de aborto y convertirlo en un centro de oraciones de reparación por los delitos que ahí se cometían. Esperan también colocar una estatua de la Virgen en el techo. Este centro se convertiría en un lugar para recordar a los miles de niños que murieron allí, y llegar a ser un espacio de asesoramiento provida.