"De Océano a Océano" - Icono de Czestochowa Visita a Washington D.C.

Washington, 22 de enero del 2014

Boletín de prensa

"De Océano a Océano" - Icono de Czestochowa

Visita a Washington D.C.

La peregrinación del Icono de Nuestra Señora de Czestochowa desafió los -10 grados Celsius (14 grados Fahrenheit) para participar en la 41 Marcha por la Vida en Washington D.C. La Campaña “De Océano a Océano en Defensa por la Vida” llegó a las costas de Norte América hace cinco meses, y ya ha recorrido 10 mil millas (16 mil kilómetros) en un esfuerzo por recuperar la cultura de la vida.

Miembros de los Caballeros de Malta y líderes de Vida Humana Internacional escoltaron a Nuestra Señora, así como también lo hicieron los coordinadores internacionales de “De Océano a Océano”, Ewa y Lech Kowalewski. Al finalizar la Marcha por la Vida, al frente de la Suprema Corte de los Estados Unidos donde se tomó la fatídica decisión en 1973 de legalizar el aborto, un grupo de jóvenes polacos-americanos espontáneamente cantaron el himno polaco “Virgen Negra”.

La Marcha por la Vida contó con un grupo considerado de personas, a pesar del frío extremo y de la nieve que cayó el día anterior que causó la cancelación de muchos vuelos y el arribo de buses de toda la región. Se estima que llegaron cerca de 300 mil participantes para protestar contra la fatídica decisión del caso de 1973 Roe vs Wade. El clima frío mejoró gracias a un cielo despejado y soleado, mientras los corazones estaban encendidos por el gran respeto a la vida. Aquellos que asisten a la Marcha por primera vez siempre se sorprenden por la cantidad de jóvenes que participan, son aquellos que han sobrevivido a la legalización de la destrucción de los no nacidos.  

La Marcha por la Vida se celebra todos los años cerca del 22 de enero, siendo éste el movimiento más grande donde jóvenes gritan, cantan, bailan, tocan tambores y agitan banderas. Se pueden identificar entre la multitud a las universidades, colegios, parroquias y otros grupos portando sobreros y bufandas de llamativos colores. También participan familias, grupos de personas con discapacidad, órdenes religiosas, sacerdotes y obispos; personas de todas las condiciones sociales, razas y religión. Es realmente un espectáculo ver el Boulevard Constitución de lado a lado lleno de gente. La Marcha es también una gran oportunidad para que los líderes se reúnan a discutir estrategias y reconocer los logros alcanzados.

Ya han pasado dos años desde la dedicación del Icono Peregrino “De Océano a Océano” en el Monasterio de Jasna Gora en Czestochowa, Polonia. Desde entonces, Ella ha viajado el equivalente a dos viajes alrededor del mundo por la línea equinoccial, y sin embargo todavía le queda mucho camino por recorrer. Luego de Estados Unidos viajará a Latinoamérica, con un evento que lanzará la siguiente etapa en Phoenix Arizona en noviembre de este año. El final de la peregrinación está todavía muy lejos. El 1 de noviembre el Icono viajará fuera de los Estados Unidos. Se espera que el recorrido también la lleve a África y Asia antes de regresar a casa.

Ewa Kowalewska
Coordinadora Internacional de la peregrinación