Reunión del Comité Internacional de la peregrinación del Icono de Czestochowa por el mundo en defensa de la vida "De Océano a Océano"

Líderes de los movimientos pro-vidas de 18 países se reunieron el sábado 5 de mayo en Czestochowa para discutir sobre la travesía que hará el Icono de Czestochowa cuando recorra Asia y Europa, desde el Océano Pacífico hasta el Océano Atlántico, desde Vladivostok hasta Fátima.

En la mañana, el arzobispo metropolitano de Czestochowa, padre Waclaw Depo, invitó a todos a la misa en la capilla de Jasna Gora a rezar por la intensión de la peregrinación.

La reunión se desarrolló en la Casa de las Memorias de las Cartas, Stefan Wyszynski. Este no es un lugar al azar, ya que el cardenal Stefan Wyszynski, en tiempos del comunismo, predijo con gran fe y esperanza, en numerables ocasiones, que el Icono de Nuestra Señora daría la vuelta al mundo, comenzando por los países del este, protagonistas del ateísmo.

La reunión tenía un carácter de trabajo y su principal propósito era determinar la ruta y los tiempos que debía demorarse en cada país. Luego de la ceremonia de dedicación en enero de este año, liderada por el arzobispo Stanislaw Nowak, el Icono se dirigió a Minsk en Bielorrusia, donde visitó la reciente inaugurada iglesia ortodoxa de san Nicolás de Japón, misionero del país de los cerezos en flor. El pastor de la parroquia ortodoxa, padre Paul Serdiuk, con mucha emoción enseño diapositivas y contó cómo la presencia de la Madre de Dios en su parroquia ha movilizado a las personas a construir la iglesia. En la parroquia hay una organización activa que ayuda a las mujeres embarazadas en situaciones difíciles, “Matula”, que había organizado en esos momentos un simposio pro-vida.

Los participantes discutieron la posibilidad de pasar a la Madre de Dios por sus propios países. El intercambio de ideas fue muy productivo, así pudimos entender la magnitud del proyecto. La ruta de la peregrinación incluirá 23 países. Solo el viaje por Rusia y Kazajistán  sumarían 12 mil kilómetros, y no incluye el recorrido por sus ciudades. Desde la frontera en Rusia a través de Europa, la ruta recorrerá aproximadamente 6 mil kilómetros, y cubrirá Bielorrusia, Letonia, Lituania, Polonia, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Rumania, Eslovenia, Croacia, Italia, Austria, Liechtenstein, Suiza, Alemania, Bélgica, Gran Bretaña, Irlanda, Francia, España y Portugal. Probablemente llegaremos a Fátima antes de Navidad y en la primavera iremos a América.

El Icono llegará a Czestochowa para la festividad de María Reina, el 22 de agosto.

También conocemos que la Madre de Dios llegará a Viena del 4 al 7 de octubre, porque en esas fechas se realizará el VI Congreso de Oración Mundial Pro-Vida.

En los siguientes días, la Madre de Dios, en su Icono y en compañía de la delegación bielorrusa y los representantes de los movimientos pro-vida rusos, viajarán hacia el este: desde Minsk a Moscú, donde se ha programado una caravana de carros en defensa de la vida. Esta clase de demostraciones pro-vida se planifican todos los años. Una columna de 12 carros lleva posters y banderas pro-vidas por toda la ciudad. En esta ocasión, la Madre de Dios en su Icono los acompañará.

Los organizadores de la peregrinación son movimientos pro-vida de diferentes países. En Rusia, son movimientos ortodoxos, en el centro y el oeste de Europa, es la Iglesia Católica. Volokolamsk Metropolitano Hilarion envió una carta al Comité Internacional apoyando y bendiciendo esta tarea. Existe también el apoyo de los metropolitanos de la Iglesia Ortodoxa en Bielorrusia, Lituania y Kazajistán. En Rusia, el Icono de Nuestra Señora de Czestochowa viajará en un carro decorativo. Un buen carro es necesario debido a las condiciones de las carreteras en el lejano este y en Siberia, donde no hay carreteras asfaltadas. En la Unión Europea se construirá un altar especial sobre ruedas, remolcado por un carro, que ya está siendo construido en Gdansk, con la ayuda de muchas personas amigas.