María- Arca de la Alianza

Con estas palabras, el arzobispo Sławoj Leszek Głódź, obispo metropolitano de Gdansk, recibió en la Catedral de Oliwa al Icono peregrino de Jasna Gora que recorre el mundo en defensa de la vida. Comenzó las oraciones con la renovación del Acto de Consagración y luego presidió la santa misa, concelebrada con el arzobispo emérito Tadeusz Gocłowski, así como con 15 sacerdotes de la diócesis de Gdansk. El Icono de Czestochowa, fue colocado en alto en un pódium al lado del altar. El arzobispo remarcó que el este y el oeste se han juntado para defender la vida. También habló de la gran necesidad de proteger la vida humana, que está en gran amenaza hoy en día. Recalcó que “el aguijón de la muerte es el pecado”. María no tiene pecado y es la Madre de la vida que nos lleva a Cristo. El arzobispo también recordó al santo del día, san Maximiliano Kolbe, quien entregó su vida por otra persona. El arzobispo enfatizó que: “la providencia de Dios ha hecho posible que nosotros participemos de esta gran iniciativa para la protección de la vida de los no nacidos, en la víspera de la Solemnidad de la Asunción de la Santísima Virgen María”.

La Catedral de Oliwa estaba llena de feligreses, unos lloraban mientras rezaban, otros se arrodillaban frente al Icono, otros tocaban la imagen con sus manos o con los rosarios que traían, y todos entonaban los himnos a María. Pero lo más impresionante eran las filas para recibir la sagrada comunión. Todo esto eran señales del amor que los fieles de Gdansk le tienen a María.

Después de la celebración de la misa, tarde en la noche, el Icono salió en su “Móvil Vida” con destino a Wejherowo para la festividad de la Solemnidad de la Asunción, junto con las indulgencias, a la iglesia de los padres franciscanos y a la procesión al Calvario en Wejherowo.