El Icono de Jasna Gora en Bielorrusia

En su peregrinación en defensa de la vida, el Icono de Czestochowa llegó de Minsk a Bielorrusia.

Actualmente se encuentra en la iglesia ortodoxa de san Nicolás de Japón.

¿Por qué esta parroquia tuvo el privilegio de hospedar a la Madre de Dios en su peregrinación? Su pastor, el padre Paul Serdiuk, está muy involucrado en la defensa de la vida. Él es miembro del Comité Internacional de la peregrinación del Icono de Czestochowa “De Océano a Océano”. Luego de bendecir la imagen y tocarla con el Icono original, la copia para la peregrinación fue confiada a él. Él la llevó hasta la frontera y por recomendación del Comité, la colocó en su iglesia. Es en esta parroquia ortodoxa donde el padre Paul y su esposa han dirigido por muchos años un centro para familias y para mujeres embarazadas en crisis llamado “Matula”, que provee de ayuda psicológica y material a las mujeres con problemas durante el embarazo. También ayuda a las parejas con problemas de infertilidad y da apoyo a las familias en conflicto. Él previene de forma activa el asesinato de miles de niños no nacidos en el país. A futuro está planificado construir una iglesia, un centro familiar y un albergue para madres solteras. Esto es una necesidad en el nuevo distrito de Minsk, llamado Colina de Piedra, habitado por miles de familias con niños. Muchos de ellos necesitan ayuda material, terapéutica y asistencia espiritual.

A principio de febrero se realizó ahí un simposio para los líderes pro-vida, quienes también oraron juntos ante el Icono peregrino de Czestochowa. El 16 de febrero marcó el aniversario de los 100 años de la muerte del santo patrón de la parroquia, un misionero del Japón, san Nicolás de Japón (Kasatkin). El santo ortodoxo es considerado santo patrón de las misiones, los educadores, los catequistas, los educadores religiosos y de las instituciones artísticas, e incluso de las artes marciales.

Durante la ceremonia, las personas llevaron el Icono de Nuestra Señora a las calles en procesión. Los ortodoxos enfatizaron la unidad de que el Icono de Czestochowa sea venerado en todo el mundo por los ortodoxos como por los católicos. Ella es Reina de Polonia y es conocida en el mundo entero. La Iglesia Ortodoxa la reconoce como la “Victoriosa Invencible”. El himno “Reina Victoriosa” se canta en su honor. Con este culto se establece la esperanza y el retorno a la fe en los países del este.

La estadía del Icono de Czestochowa en Minsk es solo una parada en su viaje al este. Probablemente en mayo, Ella visitará Moscú, donde recorrerá iglesias junto a una caravana en defensa de la vida. Es una forma moderna de demostraciones pro-vida. Una columna de doce carros con banderas y banners en defensa de la vida atravesará las principales calles de la ciudad. A finales de junio llegará más al este, a Vladivostok, donde se ha planificado un simposio pro-vida. Luego, Ella visitará más ciudades en Siberia. Solo estamos esperando que la nieve se derrita y que las carreteras se sequen, ya que antes sería imposible que cruce el desierto.