Tres de ellos en la frontera

Luego de horas de espera en la frontera entre Bielorrusia y Letonia, el Icono de Czestochowa llegó a Letonia el 28 de julio como estaba planificado, en compañía del padre Andrew Steckiewicz de Minsk. El arcipreste ortodoxo Pawel Serdiuk, coordinador de la peregrinación en Bielorrusia, facilitó el traspaso a la frontera. Él llegó muy temprano en la mañana y se hizo cargo de las formalidades. Finalmente, al mediodía, el padre Andrew, quien trajo el Icono en su carro, llegó de la reunión con la juventud católica en Ivianiec.

En la frontera, uno de los oficiales le preguntó al padre Andrew: “¿Usted viaja solo?” y la respuesta del padre Andrew fue: “No, somos tres, la Madre de Dios, su Hijo Jesús y yo”. La siguiente pregunta fue: “¿Por qué viajen por este medio?”, y la respuesta fue: “Porque estamos orando por todos ustedes”.

En Letonia, el Icono visitó la iglesia en Silene, donde fue recibida cálidamente. Ella visitó luego la iglesia católica del Sagrado Corazón de Jesús en Daugavpils, donde cerca de 700 personas, incluidos algunas personas de pueblos cercanos, participaron de la misa celebrada para esta ocasión. A esto le siguió una procesión solemne alrededor de la iglesia. Pequeñas niñas tiraban pétalos de flores al paso del Icono de la Madre de Dios, que fue venerado hasta media noche, con una participación de cerca de dos mil personas, incluyendo miembros de otras denominaciones, quienes formaban largas filas para entrar a la iglesia. Las oraciones continuaron toda la noche con cánticos y oraciones individuales ante el Santísimo Sacramento y el Icono de Czestochowa.