¡Alabado sea Jesucristo!

¡Alabado sea Jesucristo!

La Catedral de San Chad, en Birmingham está completamente llena para saludar y venerar  a nuestra Santa Madre

Oramos para que, así como San Chad proclamó el Evangelio en su época en la región central y en el norte de Inglaterra, nosotros también seamos faros de la Verdad en una ciudad que hizo historia por ser el centro de la Revolución Industria en el Imperio Británico y que luego fue testigo de la vida y sabiduría del beato John Henry Newman. En sus palabras, rezamos para que a través del Icono “Su suave luz nos guie en medio de la oscuridad que nos rodea”

Edmund Adamus