Walsingham – Visita de Nuestra Señora

Océano a Océano;
Visita del Icono de Nuestra Señora de Czestochowa en defensa de la vida, la familia y el matrimonio - Días 2 & 3

Segundo día en Walsingham.- Un pequeño grupo de peregrinos se había despertado temprano para caminar la Milla Santa en silenciosa procesión para hacer reparación por todos los pecados cometidos contra la vida. Comenzamos en la Capilla de las Santas Almas en el Santuario Anglicano y caminamos por el Camino del Peregrino hasta los campos de la capilla de Nuestra Señora de la Reconciliación,

donde realizamos las oraciones matutinas frente al reverente Icono de Nuestra Señora de Czestochowa. Se hizo un corto receso y luego rezamos los Misterios Luminosos del Santo Rosario en reparación por todos los pecados cometidos contra los niños y los bebes, tanto sexual, físico, mental y emocional.

Edmund Adamus, director del Centro de Matrimonio y Familia de la diócesis de Westminster, habló de manera conmovedora sobre “Un hombre, Una Mujer” demostrándonos la belleza del plan del Creador en la complementariedad de los sexos y la gracia particular de la expresión monógama y fiel del amor a través del matrimonio entre un hombre y una mujer, siendo la expresión más completa de amor, fertilidad y pro creación.

Se continuó con una silenciosa preparación para la Santa Misa con la oportunidad de continuar en oración y venerar el Icono de Nuestra Señora, y la disponibilidad del sacramento de la confesión.

Un grupo importante de la Misión Polaca, tanto de Peterborough como de Ipswich, nos acompañó en misa, y el padre Cezary Kraczkowski predicó emocionado, tanto en polaco como en inglés, sobre la historia e importancia del Icono de Nuestra Señora de Czestochowa para el pueblo polaco y para el mundo. Las palabras del padre Cezary fueron muy conmovedoras por el tono personal e íntimo de su amor a su Señora de Czestochowa. La misa fue enaltecida con la Missa dei Angelis entre hermosos himnos tradicionales tan queridos por los fieles. El pueblo polaco, antes de la bendición final cantó un himno tradicional polaco mariano. A esto lo siguió el solemne Acto de Encomendación guiado por el padre Williams, director del Santuario y celebrante, para la protección de la Civilización de la Vida y el Amor en las manos de la Bendita Madre la Virgen María. La canción “El lamento del no nacido” de Graham Kendrick `¿Quién puede sondear la profundidad de la tristeza en el corazón del Padre Dios?´, hizo llorar a muchos de los presentes.

Luego de un receso para el almuerzo, los peregrinos polacos guiaron el Rosario y se entonaron otros cánticos e himnos tradicionales en honor de la Bendita Señora de Czestochowa. Después de eso, se rezó la Coronilla de la Misericordia en inglés y polaco.

El Dr. Gerard O’Shea, profesor titular del Instituto Juan Pablo II del Matrimonio y la Familia en Melbourne-Australia, habló bellamente sobre “El rol de los padres al formar la consciencia moral de sus hijos”. Dr. O’Shea habló en forma sensible sobre el hecho que los padres deben estar conscientes de las diferentes manifestaciones en el desarrollo de las distintas esferas tanto físico, sexual y espiritual de los bebes, niños y adolecentes. Los padres y abuelos escuchaban con atención las explicaciones del Dr. O’Shea. Muchos adquirieron los libros del Dr. O’Shea como ayuda para orientar a sus hijos en temas como la integridad sexual, según las enseñanzas de la Iglesia.

La comunidad rusa ortodoxa en Walsingham liderado por el sacerdote arcipreste Philip, dirigió “El Parakesis”, un canto tradicional ortodoxo de súplica a la Madre de Dios. Esto fue seguido con atención por los católicos, anglicanos y ortodoxos. La capilla de Nuestra Señora de la Reconciliación fue un oasis de profundo silencio y contemplación por espacio de hora y media, durante el hermoso canto. En la tradición ortodoxa las personas deben estar de pie durante esta oración de súplica que es algo larga, algunas personas lo hicieron. El Paraklesis terminó con el arcipreste Philip liderando una veneración solemne al Icono para luego hacer una bendición personal con los santos óleos.

Al final de este hermoso servicio ortodoxo de veneración todos sentimos que habíamos experimentado una contemplación maravillosa que seguramente nos espera, en el tiempo de Dios, cuando se realice una reunión entre la Iglesia Católica Romana y la Ortodoxa. Experimentamos un anticipo de la visión y la oración del Beato Juan Pablo II… de que un día la Iglesia respirará con dos pulmones. Continuamos en oración para que sea realidad esa gracia de ver la unidad de las dos Iglesias de Cristo.

Anthony Ozimiz, el director de comunicación de la Sociedad por la Protección del No Nacido (S.P.U.C., por sus siglas en inglés) habló luego sobre “Defender el matrimonio es defender al no nacido”. Habló claramente sobre el por qué es necesario que nosotros apoyemos y defendamos el matrimonio como el fundamento de la familia y de la sociedad, y que es el lugar más idóneo para traer a los hijos al mundo. Hizo una plegaria para que hagamos todo lo posible para defender el matrimonio por ser la institución que ha servido a las personas de todas las naciones, religiones y culturas desde el comienzo de los tiempos. Anthony Ozimiz expuso con claridad el peligro y el ataque hacia el matrimonio en nuestros tiempos y demostró por qué S.P.U.C. realmente necesita ser oída en cada iglesia católica y cristiana del Reino Unido.

Nuestro segundo día con Nuestra Señora de Czestochowa terminó con una vigilia eucarística de adoración con el Santísimo Sacramento desde las 20h00 hasta las 23h00, guiado por el padre Sam Medley y Antonia Moffat. Se realizó un momento de silencio, cánticos suaves, adoración, oración de reparación e intercesión por todos los pecados cometidos contra la vida, la familia y el matrimonio. Reparaciones específicas se realizaron por la ley de aborto que fue aprobada en 1967. La vigilia terminó con un servicio eucarístico de sanación, la Coronilla de la Misericordia y la bendición.

Tercer día en Walsingham.- la Fiesta de la Basílica de Letrán comenzó con una silenciosa procesión desde la Capilla de las Santas Almas en el Santuario Anglicano, por la intención de reparar por todos los pecados cometidos contra la vida. Al llegar a la Capilla de Nuestra Señora de la Reconciliación se rezaron las Matutinas.

A esto le siguió una última conferencia por el padre Sam Medley S.O.L.T “Oh, Dios te amo más que a mí – El choque entre la contracepción y la auténtica cultura cristiana”. Por primera vez en mucho tiempo los presentes escuchamos una apasionada y clara exposición sobre las enseñanzas de la Iglesia Católica con respecto a la contracepción y cómo el mal moral está tan arraigado con la cultura de la muerte y la industria del aborto. El padre Sam habló apasionadamente del documento profético Humanae Vitae, que ha sido tan ignorado por los mismo católicos en todo el mundo y del alto costo que la Iglesia y los fieles han pagado por ese olvido. El padre Sam habló con gran amor y respecto del Papa Pablo VI, gran profeta de la vida, y se lamentó: “¡Solo si hubiéramos escuchado!”. Las personas estaban pegadas a sus sillas, porque realmente teníamos a un profeta en frente nuestro. ¡Y la VERDAD los hará libres! El padre Sam habló con elocuencia, pasión y a ratos escuchamos la ira de Dios hablar a través de él… ¡Qué sufrimiento y cuánta tragedia! Y todo porque nosotros, como fieles de la Iglesia, no supimos aceptar la Humanae Vitae. Sin embargo, también escuchamos a través del padre Sam la compasión, ternura y misericordia de Dios. Esto me conmovió mucho porque sentí el amor y la sensibilidad de nuestro Padre Dios que conoce tan bien nuestras caídas morales y cuántas heridas tenemos en lo que se refiere a nuestra parte emocional y vida sexual. Me sentí envuelta en la Divina Misericordia con la predicación del padre Sam.

Todos los presentes oramos la Coronilla de la Divina Misericordia, y algunos estaban de rodillas para la bendición final de nuestra Señor y de nuestra Bendita Madre, mientras le decíamos adiós en su viaje a la Catedral de San Chad en Birmingham.

Los custodios del Icono llegaron vestidos de azul para cargar a la Virgen hasta el Móvil Vida. Tuve el privilegio de llevar el ramo de flores que se colocó junto a la Virgen para su viaje. El organista tocó un himno Mariano para darle a la Virgen la despedida. Los clérigos y los fieles le siguieron en procesión y luego le dijimos adiós con Aves Marías.

Después regresamos para rezar los Misterios Gloriosos del Rosario para dar gracias por su estadía y pedir por un viaje seguro. La solemne misa se realizó en honor de la Fiesta de la Basílica de Letrán, pidiendo por las intenciones de la Santa Iglesia, por la vida y por el Santo Padre Benedicto XVI. El padre Sam Medley predicó su homilía nuevamente de forma apasionada, exhortándonos a mantenernos fieles en la ROCA de Pedro y a todas las enseñanzas de la Iglesia. De nuevo rogó para que en este “Año de la Fe” nosotros los católicos profundicemos en la fe por medio de las escrituras, el catecismo y los documentos del Concilio Vaticano II. Dijo que era nuestro deber como católicos conocer las enseñanzas morales y sociales de la Iglesia, para que cuando seamos llamados a defender la VERDAD estemos preparados.

La misa terminó con un poderoso himno “Dios bendiga al Papa, el gran bienhechor”.

Así terminó el triduo de oración en el Retiro y Cenáculo con Nuestra Señora de Czestochowa en Defensa de la Vida, la Familia y el Matrimonio. ¡Alabado sea nuestro Señor! ¡Ave María!

Antonia Moffat - Organizadora del Retiro en Walsingham, alrededor del Icono
de Nuestra Señora de Czestochowa. Noviembre 7, 8 y 9 del 2012