Iglesia de la Santísima Trinidad - Leipzing

El sexto día de la peregrinación en Alemania, el lunes 29 de octubre, el Icono de Nuestra Señora de Czestochowa se quedó en la Iglesia de la Santísima Trinidad en Leipzig. El servicio y las bendiciones se dieron por parte del Reverendo Lothar Vierhock, pastor de la parroquia. Desde la visita en Leipzig, los coordinadores de la peregrinación querían recordar las tradicionales Marchas de los Lunes que tuvieron lugar en los años 80 en favor de la libertad y la democracia. Unas 300 mil personas participaron en las marchas de los lunes durante ese tiempo. Estas manifestaciones se trasladaron al pueblo de la antigua Alemania Oriental y se convirtieron en un importante impulso de la revolución pacífica que ayudó a provocar la caída del Muro de Berlín. Los coordinadores de la peregrinación  registraron y organizaron oficialmente una marcha pacífica en defensa de la vida, que se inició después de la celebración de la Santa Misa, con el Icono de Nuestra Señora como guía. El Santo Ícono fue llevado por las calles de la ciudad. Esta región de Alemania está fuertemente marcada por el ateísmo, el cual fue promovido en gran medida por el régimen comunista. Sólo el 4% de la población residente en la región declara ser católica.

La llegada de la Santísima Madre era la oportunidad perfecta para invitar a todos a orar por la civilización de la vida en Leipzig y recuperar el camino de la búsqueda de la libertad. Nuestra Señora de Czestochowa, llevada en procesión fue capaz de bendecir a todos los que viven en esta zona.

El departamento de policía dio su apoyo ejemplar. Sólo un pequeño grupo de personas caminaron en la procesión, por lo que deberían haber estado usando la acera, sin embargo, debido a la presencia de un Icono, se les permitió caminar en la calle. Por lo tanto, la Santísima Virgen era claramente visible para todos. Esto fue una experiencia única.

Después de una conversación entre los coordinadores de la peregrinación en Alemania con los participantes de la marcha de Leipzig, la Virgen partió hacia Dresde.