La Catedral de San Gallen, la última parada en la Confederación Suiza

La colegiata de San Gallus y San Otmar fue la última parada del Icono en Suiza. Fue una mañana tranquila. Aquí le íbamos a decir adiós al Icono junto a los amigos alemanes Georg Fleischmann y Wolfgang Hering. Justo antes de las 8h00 Georg Fleischmann llamó para decirnos que le iba a ser imposible llegar debido a un problema con el carro. Así que a las 8h00, le cantamos una canción para darle la bienvenida a la Madre María en la iglesia de San Gallen. Después del Rosario cantamos nuevamente mientras las personas hacían sus propias peticiones a María. A las 9h00 el pastor de la catedral, padre Josef Raschle, realizó la última Misa para nosotros en compañía de Nuestra Señora de Jasna Gora. Al final de todo, fue muy difícil despedirse del Icono y llevarlo al remolcador.

Todo salió muy bien en Suiza. Muchos querían saber cuándo regresaría el Icono a Suiza. Todos estaban muy conmovidos por la mano amorosa de Nuestra Madre.

¡Santa María, guía a Suiza! ¡Sé nuestra guía!

Luego, el Icono fue llevado hasta Konstanz en Alemania, por fin conocimos a nuestros amigos Georg y Wolfgang. Fue muy triste ver al Icono partir. Yo la voy a extrañar, pero María siempre se quedará con nosotros. ¡Gracias!

Alexandra Wind – Vida Humana Internacional - Europa