Isla de Krk

Junto al obispo, monseñor Valter Župan, los fieles de la diócesis de Krk llenaron la plaza Kamplin de la ciudad, adyacente a la catedral, para recibir a Nuestra Señora en su Icono de Czestochowa. Luego del recibimiento en la plaza, la larga procesión llevó al Icono dentro de la catedral de Krk, dedicada a la Asunción de la Santísima Virgen María. El Icono fue colocado en una mesa especialmente arreglada con un reclinatorio. Se realizó una explicación sobre la peregrinación del Icono y luego se recitó el Santo Rosario.

Luego se celebró la Santa Eucaristía, dirigida por el obispo Župan, presidente del Consejo de la Vida y la Familia de la Conferencia de Obispos de Croacia. En la homilía, señaló que la vida fue enormemente atacada en el siglo XX. Nombró numerosas víctimas a causa de la guerra, tanto local como global. Desafortunadamente, dijo, otro mal, la matanza de los no nacidos, continua hoy en día. Sin embargo, invitó a los fieles a basarse en las Escrituras y a escuchar las palabras del Beato Papa Juan Pablo II, quien dijo que la victoria del bien vendrá solo con María. Es por eso que muchos fieles contribuyen con cadenas de oración en esta peregrinación. El obispo recordó al Papa Benedicto XXI, quien apelaba a la Virgen María en Fátima para apresurar el triunfo anunciado del Inmaculado corazón de María.

Las puertas de la catedral permanecieron abiertas hasta las 22h00 para que los fieles se acercaran al Icono a venerar a Nuestra Señora, rezando por la civilización del amor y de la vida, pero también realizando peticiones personales.


Peter Kasimir Hodzič