Nuestra Bendita Madre en la capital de Croacia, Zagreb (Trnovcica)

El jueves en la tarde, aproximadamente mil personas estaban saludando a Nuestra Bendita Madre en el Icono de Czestochowa en frente de la Iglesia de la Santísima Virgen María, reina de la Iglesia y de San Maximiliano Kolbe. Esta parroquia es dirigida por sacerdotes del Sagrado Corazón (Congregatio Sacerdotes a Sacro Corde Jesu).

Cuando el vehículo con el “Móvil Vida” llegó, ya todo estaba listo para el recibimiento y se vieron algunas lágrimas de emoción en los fieles, ya que muchos de ellos han realizado peregrinaciones hasta Jasna Gora - Polonia, lugar que consideran de especial importancia. Esto se debe a que el párroco, padre Andrzej Wosko, es polaco. Él realizó la liturgia de bienvenida y luego de eso, Ella fue escoltada en procesión dentro de la Iglesia y colocada con mucho cuidado en una mesa cerca del altar. Ciertamente este fue un acontecimiento histórico para la parroquia. Diferentes grupos parroquiales dirigieron las veneraciones, como recitando los Misterios Gozosos del Santo Rosario.

Durante la celebración de la Santa Misa, que fue en la noche, el padre Andrzej Wosko, ofreció una homilía muy conmovedora, donde solicitaba a todos a repensar en su propia relación con la Madre de Dios, y a que se acercaran a Ella para ver su rostro y observar si era de pena o de alegría, mientras apunta a su Hijo, a quien debemos seguir.

Al terminar la Eucaristía, el padre Andrzej Wosko expresó su gratitud a todos los organizadores y coordinadores de la peregrinación, especialmente al movimiento croata pro-vida “Alianza Croata por la Vida CRO-VITA”, que planificó la ruta a través de Croacia. Al final, el padre invitó a todos a venerar a Nuestra Señora formando un círculo de rodillas alrededor del altar. También les dijo que los parroquianos no deberían irse a dormir, sino que deberían de permanecer en vigilia, ofreciendo ese sacrificio por los no nacidos y por el bienestar de las familias en Croacia.