El Icono de nuestra Madre llega a la capital ecuatoriana

Mons. León Juchniewicz, custodio del Icono Peregrino en Ecuador, y el P. Bartolomeo Marciniak, de la Orden Monástica San Pablo Eremita que estaba de visita en el país, llevaron el Icono de Nuestra Señora de Czestochowa a la capital, Quito. El camino de Santo Domingo a Quito es de aproximadamente dos horas.

Cerca de la Catedral Primada de Quito, por el Casco Colonial, el Mons. León se perdió por seguir las indicaciones de su GPS, ya que había calles cerradas por distintos arreglos que el Municipio de la ciudad estaba realizando. Estaban muy preocupados porque iban contra el tiempo, así que el P. Bartolomeo comenzó a rezar el rosario pidiendo ayuda del cielo. En una curva cuesta arriba vieron acercarse dos agentes de tránsito en motocicleta a quienes pidieron asistencia. “Fueron muy amables, pararon el tráfico, prendieron las luces de sus motocicletas y nos condujeron directo hasta la Catedral. Fueron para nosotros como dos ángeles enviados por Jesús”, comenta Mons. León.

Mons. Danilo Echeverría, Obispo Auxiliar de Quito y quien promueve la peregrinación en la Arquidiócesis de Quito, los recibió, pero como no era posible que el Mamá Móvil se estacionara al frente de la Catedral, fueron hasta un parqueo cercano en el Monasterio de Concepcionistas Franciscanas. Las hermanas estaban muy entusiasmadas por aquella visita inesperada y no perdieron la oportunidad para admirar el Icono y rezar brevemente ante Ella.

Luego, rápidamente caminaron con el Icono por la calle García Moreno que es peatonal y que pasa frente del Palacio Presidencial de Carondelet. Ahí se detuvieron un instante y Mons. León, el P. Bartolomeo y el Mons. Luis Tapia, quien es el rector de la Catedral, bendijeron en presencia del Icono al Presidente de la República.

El Obispo Primado de Quito, Mons. Fausto Gabriel Trávez ya los esperaba para el recibimiento y misa de bienvenida. Como dato interesante, la Catedral Metropolitana de Quito fue elevada a Catedral Primada del Ecuador en 1995, convirtiéndola en el templo católico de mayor jerarquía en el país. En procesión, llevaron el Icono hasta el presbiterio donde habían preparado un lugar especial para su veneración. La misa fue precedida por Mons. Trávez; Mons. René Cobo, Obispo Castrense; Fray Miguel Sabatowski OFM, de los Frailes Franciscanos Menores Conventuales y quien será el custodio del Icono durante la peregrinación en Quito; así como Mons. León y el P. Bartolomeo. Mons. Echeverría estuvo ayudando en el sacramento de la confesión.

Mons. Trávez, en su homilía, presentó la trayectoria del Icono original que se encuentra en Jasna Gora, sorprendiendo a todos con sus conocimientos históricos de Polonia. Destacó el papel de María en la Iglesia y la devoción polaca y ecuatoriana tan arraigada en la Madre de Dios. Al terminar la eucaristía todos recibieron la estampa con la imagen del Icono y rezaron la oración de San Juan Pablo II de su encíclica Evangelium Vitae que se encuentra al reverso.

El Icono permaneció hasta el 1ro de febrero en la Catedral por voluntad de Mons. Trávez para que los fieles tengan la posibilidad de acercarse a ella y contemplarla.