Una visita oportuna

El padre Héctor Godoy es un sacerdote comprometido con la diócesis de Santo Domingo. Por eso, él tiene a cargo dos parroquias que se encuentran en las periferias de la diócesis: la Parroquia Jesús del Gran Poder y la Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles.

Del 19 al 25 de septiembre, el Icono de la Virgen de Czestochowa estuvo de visita en el recinto de San Vicente del Nila (que pertenece a la primera parroquia mencionada) donde se encuentra una capilla grande que da cabida a la comunidad que es bastante numerosa. La feligresía recibió el Icono con mucha veneración y el sacerdote Jorge Bárcenas, vicario de la parroquia, estuvo a cargo de las celebraciones litúrgicas.

Del 25 al 27 de septiembre, el Icono se movilizó en procesión mediante una caravana a la Parroquia Jesús del Gran Poder en el poblado de Luz de América, que se encuentra en el kilómetro 23 de la Vía Santo Domingo – Quevedo.

La caravana de carros partió de Nila con muchos personas que querían acompañar a la Virgen hasta su nuevo destino. Eran aproximadamente cinco carros, dos camiones llenos de personas y numerosas motocicletas, todos ellos atrás del Mama-móvil, incluyendo niños pequeños. Salieron a las 19h00 recorriendo diferentes pueblitos, y en cada pueblo tocaban los pitos de los carros y hacían gran bulla para anunciar el paso del Icono de Czestochowa. ¡Era una fiesta! Todos salían a la calle a ver qué pasaba. De Nila hasta Luz de América hicieron aproximadamente una hora, recorriendo unos 10 kilómetros en calle asfaltada, pero luego otros 10 kilómetros en calle sin asfalto, por lo que las personas iban detrás de una gran nube de polvo. Pero eso no importaba con tal de seguirla a Ella.

La misa comenzó tarde, a las 21h30, celebrada por el padre León Juchniewicz, quien es el custodio del Icono en Ecuador. Durante los tres días que estuvo la Madre de Dios aquí, se recitó el santo rosario y hubo vigilias nocturnas hasta las 23h00 en compañía de los grupos parroquiales, pero sobre todo gracias a las personas del movimiento Legión de María. Muchas personas se acercaron al Icono para solicitar a través de Ella los favores que necesitan de Dios.

Del 27 al 29 de septiembre Nuestra Madre llegó hasta la Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles en Puerto Limón. Aquí fue recibida alegremente por las misioneras del movimiento de Schoenstatt. El párroco Héctor Godoy celebró la santa misa. Los momentos de veneración se extendieron hasta entrada la noche, junto al rezo del santo rosario.

“Como sacerdote sí conocía el Icono, principalmente porque en nuestra diócesis tenemos algunos sacerdotes misioneros polacos. Pero hemos aprendido más de Ella debido a esta cruzada por la vida que está realizando a través de todos los continentes. Esta visita fue muy beneficiosa, ya que necesitamos redoblar nuestras oraciones porque se está tratando de implementar una ley sobre la ideología de género. Por eso, esta visita fue como anillo al dedo, ya que debemos invocar a nuestra Madre para que cuide a todos sus hijos”, comentó el padre Godoy.