Ecuador da la bienvenida a Nuestra Señora

En el aeropuerto de Quito, capital del Ecuador, el Obispo Auxiliar de Quito, Monseñor Danilo Echeverría, rodeado por un numeroso grupo de empleados del aeropuerto y líderes de organizaciones pro-familia y pro-vida, esperó la llegada del Icono de Nuestra Señora de Czestochowa, que recorre el mundo "de Océano a Océano". Ecuador es el país número 28 en recibir el Icono de Czestochowa. La peregrinación en Ecuador comenzó el 24 de marzo de 2017 y durará hasta Navidad.

El Icono, colocado en una caja de aluminio especialmente preparada para el viaje, fue traídopor los coordinadores internacionales de la peregrinación, Ewa y Lech Kowalewski. La caja entera junto con el marco pesa alrededor de 46 kilogramos, adicional a un paquete que contiene la estructura de la base para poderlo cargar.

Al salir del avión, Nuestra Señora fue escoltada por Monseñor Danilo Echeverría, pasando rápidamente la zona de aduanas y llevada a una sala VIP. Se abrió el cofre, se montó la base de la estructura y el resplandor dorado del Icono de Nuestra Señora Czestochowa brilló ante los ojos de los presentes, quienes emocionados con su presencia irrumpieron con fuertes aplausos y cantos.

Monseñor saludó oficialmente a la Madre de Dios en la capital del Ecuador con el acostumbrado grito local: "¡Viva la Virgen María!" Luego, en nombre del Episcopado, la condecoró con una medalla de bienvenida con cintas alusivas a los colores de la bandera nacional ecuatoriana. La invitó a visitar todas las parroquias de Ecuador, país que ha sido confiado a la Madre de Dios.

Ewa Kowalewska, en nombre de la Coalición de Océano a Océano, agradeció la hospitalidad y recepción del Icono polaco.

El padre León Juchniewicz, un misionero polaco que ha estado trabajando en Ecuador por casi 30 años, llegó al aeropuerto en una camioneta adecuada con una urna de cristal muy segura para la exposición y transporte del Icono. Los organizadores nombraron a esta "pequeña casa" el Mama-móvil. Este es ya el cuarto transporte de la vida que utiliza Nuestra Señora, el primero en Europa, el segundo en Chicago, el tercero en México y el cuarto en Ecuador.

Al mediodía Nuestra Señora se movilizó en su nuevo Mama-móvil hasta la famosa Mitad del Mundo, para cruzar la línea equinoccial de manera simbólica. Así comenzó una peregrinación a través del hemisferio sur.

Después de tomar una ruta entre volcanes y montañas andinas, ese mismo día comenzó la primera visita. La iglesia de la Ascensión del Señor fue el primer lugar en su recorrido en Santo Domingo de los Colorados.

El Icono iluminado fue colocado sobre el altar central y se desarrolló la vigilia preparada por los jóvenes de la parroquia.

El sábado 25 de marzo, Fiesta de la Anunciación y de la Santidad de la Vida, se realizó la marcha por la vida en las calles de Santo Domingo, desde la iglesia de la Ascensión del Señor hasta la Catedral del Buen Pastor, donde el Obispo local, Monseñor Bertram Wick, ofició una misa solemne. En la procesión se esperaban unas 3 mil personas y Nuestra Señora fue rodeada por una escolta a caballo.