Nuestra Bendita Madre fortalece la fe

La siguiente reunión en Eslovaquia con Nuestra Señora en el Icono de Czestochowa fue el 4 de septiembre, en la Iglesia de la Asunción de la Santísima Virgen María en Banská Bystrica, donde Nuestra Señora llegó al Calvario Nitra de las Misioneras de la Palabra Divina. Padre Marian Bublinec, el administrador de la diócesis de Banská Bystrica recibió a la Bendita Madre. Él celebró la liturgia de la eucaristía asistido por 16 sacerdotes. Durante la homilía, el decano, padre Jaroslav Pecha se refirió a la actual corriente de priorizar todo “para tener más”, y luego secundado por “el ser”, en orden de vivir la vida al máximo y de adquirir poder. La Santísima Virgen fortalece nuestra fe, y por eso debemos de pedirle siempre a Ella incesantemente.

Había un grupo grande de feligreses, incluidos turistas de Francia y Bélgica, quienes estaban muy interesados en este evento y tomaban fotos del Icono y del “Móvil Vida”. Recibieron los folletos de la Imagen de Nuestra Señora de Czestochowa junto con el Acto de Encomendación para protección de la civilización de la vida y del amor, siendo una exitosa manera de evangelizar en el exterior.

Otros lugares de visita de Nuestra Señora fueron Valaská y Brezno. Los coordinadores de la peregrinación del movimiento "Forum Żivota" fueron recibidos muy calurosamente. Las personas estaban radiantes de alegría, agradecidos con Nuestra Bendita Madre. En Brezno, las personas oraron frente al Icono sin sacarlo del “Móvil Vida”, ya que no había tiempo para más, pero todos estaban muy contentos de ver a Nuestra Señora. El cronograma del día estaba lleno y el Icono debía viajar rápido para llegar a Poprad. Las personas se formaron para escoltar el Icono en el “Móvil Vida” y no tuvieron tiempo ni de comer ni de llenar el carro con gasolina. Desafortunadamente, en esta ruta, uno de los carros “se declaró en huelga”. En este punto, estaba claro nuevamente lo mucho que los líderes de la peregrinación estaban devotamente unidos a Nuestra Señora. La tarea más difícil era entregar el Icono en la Catedral de Nuestra Señora de los Dolores en Poprad, antes de las 18h00, cuando se iba a realizar la misa, celebrada por el obispo Štefan Sečka, ordinario de la diócesis de Spiš. Esta celebración iba a ser trasmitida en vivo por Radio Lumen. ¡Pero llegaron a tiempo!

Tarde esta misma noche, a las 20h30, el Icono llegó al convento Redentorista en Kežmark, donde un grupo grande de jóvenes aguardaban a Nuestra Señora, incluyendo unos visitantes de Alemania. La veneración del Icono duró toda la noche.