Último día en República Checa – entregando el Icono a Eslovaquia

El jueves 30 de agosto, el Icono de Czestochowa viajó en la carretera más concurrida desde Praga a Brno. Ahí, el Icono se detuvo en la plaza de la ciudad en la iglesia franciscana de los frailes menores, bajo el patrocinio de san Juan Bautista. Nuestra Señora de Czestochowa fue recibida con la fanfarria solemne de Jasna Gora. El vicario general de la diócesis de Brno, padre George Mikulášek, presidió la santa misa y el provincial menor, padre Bogdan Sikora, junto a algunos sacerdotes checos la concelebraron. El coro juvenil de Brno enriqueció la celebración de la eucaristía. La liturgia solemne fue transmitida en vivo por radio Proglas.

El padre Mikulášek dijo en su sermón que la defensa de la vida debe ser expresada con acciones, ayudando a aquellos que están en situaciones difíciles. Citó muchos ejemplos de ayuda generosa de las familias cristianas a mujeres embarazadas, salvando la vida de un niño. Al terminar la veneración individual del Icono, se cantó el Akathistos, liderado por el sacerdote griego Jiří Pleskač, quien también bendijo a los fieles con aceite.

El viernes 31 de agosto, después de la misa de 10h00, el Icono de Czestochowa fue entregado a los representantes del movimiento pro-vida "Fórum Zivot" de Eslovaquia, quienes transportaron el Icono en el “Móvil Vida” hasta Bratislava. Al entregar el Icono, los checos declararon que orarán por Eslovaquia, así como los polacos lo hicieron al entregar el Icono a los checos.